Vivir del arte en el medio rural

El arte y el medio rural siempre han tenido un gran vínculo, aunque casi siempre visto por parte de los artistas como un lugar de retiro, más que como un lugar en el que desarrollar sus proyectos. Afortunadamente asistimos a un cambio, gracias a la digitalización y gracias a que, por diversas circunstancias, muchas personas están valorando mucho más el impacto del arte y la cultura en sus vidas.

Arte en el medio rural, algo más que inspiración

El capítulo de hoy es doble, puesto que vamos a charlar con dos artistas que han llevado a cabo sus proyectos en el medio rural, aunque conoceremos tres iniciativas. Nuestra primera parada es en Grañén, en la provincia de Huesca, aunque no llegaremos a entrar al pueblo. Nuestra primera protagonista, Berta Gascón, vive en una antigua finca agrícola que junto a Nacho Rodríguez han convertido en una residencia artística rural.
Desde esta ubicación tranquila y aislada han conseguido atraer artistas de medio mundo y difundir las artes escénicas por una comarca de población muy dispersa. Artmósfera es el nombre de su proyecto, que puedes conocer aquí –> https://artmosfera.es/

Artmósfera no es su único proyecto, puesto que han creado una gran red llamada Mujeres Artistas Rurales, para apoyarse unas a otras, difundir su trabajo y servir de apoyo a quienes vayan llegando o estableciéndose bien como artistas o bien como artesanas en el medio rural aragonés. Aquí tienes el enlace a Mujeres Artistas Rurales –> https://mujeresartistasrurales.es/

Lolo, de arqueólogo a emprender en el pueblo

Nuestro segundo protagonista de hoy se llama Víctor Manuel Lozano, aunque todo el mundo le conoce como Lolo. Coincidimos como compañeros de estudios en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza, en la Licenciatura de Historia y como la mayoría de los compañeros hemos terminado los dos dedicándonos a otra cosa. Lolo vive en Fuentes Claras y se vio obligado a dejar su profesión de arqueólogo cuando comenzaba la crisis en 2007. Tuvo claro que no se iría del pueblo y trabajó de lo que había hasta que dio el salto para ganarse la vida como artista. De ahí nació su proyecto «Qué pinto aquí», que le ha permitido crear una familia en el pueblo y vivir haciendo algunas de las cosas que más le gustan. Te facilito aquí el enlace a su proyecto –> quepintoaqui.com

Emprender en el pueblo, como te insisto desde hace casi un año, es posible desde cualquier sector y los ejemplos de Berta y Lolo así lo demuestran. Tener una habilidad especial, apostar por ella y trabajar sin descanso hasta convertirla en una forma de vida. ¿Y tú? ¿Conoces a alguien que haya emprendido en el pueblo? Puedes dejarme su historia en los comentarios o en hola@emprenderenelpueblo.com.

Deja un comentario