Las seis claves para elegir pueblo

¿Ya sabes dónde vas a vivir? Si ya lo haces, ¿cómo elegiste el pueblo en el que estás? ¿Qué cosas tienen importancia para ti? ¿En qué cosas debes fijarte para elegir, con las máximas garantías el lugar en el que vas a llevar a cabo tu proyecto? Hoy, en ‘Emprender en el pueblo By AlmaNatura’, las 6 claves para elegir pueblo.

En los últimos días ha coincidido que varias personas se han puesto en contacto conmigo a través de hola@emprenderenelpueblo.com con dudas parecidas acerca de por dónde empezar la búsqueda de su futuro pueblo. También, hace poco charlé con una persona que pronto vendrá a este pódcast para hablar de otros asuntos, pero surgió en nuestra conversación lo muchísimo que le costó encontrar un lugar que reuniera los requisitos para poder asentarse y desarrollar un proyecto con garantías. Normalmente aquí, en ‘Emprender en el pueblo By AlmaNatura’ siempre conversamos varias personas pero me vais a permitir que hoy os hable yo, así entraremos a fondo en fundamentos que te pueden venir muy bien tanto si vives en la ciudad y quieres irte a un pueblo como si, viviendo en un pueblo, sientes que te has equivocado y te planteas mudarte a otro en cuanto te sea posible.

¡SUSCRÍBETE!

Si te gusta ‘Emprender en el pueblo By AlmaNatura’ te agradezco que te suscribas para que este proyecto siga creciendo; que nos dejes tus cinco estrellas, likes o corazones y que si te parece útil lo que cuento hoy lo compartas con aquellas personas a las que creas que les puede servir. No pretendo que la primera de estas claves sea la más importante, ni siquiera ir de menos a más. Para algunas personas la más importante será la sexta, para otras la tercera o la segunda. Sin más, comenzamos con las 6 claves para elegir pueblo.

El artículo es largo, así que si prefieres escucharlo a leer, aquí tienes el capítulo de hoy:

Primera clave para elegir pueblo:

El ambiente emprendedor. Uno de los mensajes que me han llegado estos días es el de una emprendedora que ya está desarrollando un proyecto que le permite vivir donde quiera. Se dedica a asesorar en temas financieros con criptoactivos, por lo que realmente, con una buena conexión a Internet podría asentarse en cualquier parte del mundo o, incluso, ser nómada digital. Pero ella me preguntó: ¿Conoces algún pueblo en el que exista un verdadero ambiente emprendedor? Y eso me hizo pensar. ¿Cuánto facilita la adaptación y el desarrollo de un proyecto el hecho de que haya más personas desarrollando proyectos ahí? Te diré que mucho.

En muchas ocasiones hemos hablado aquí de la soledad de las emprendedoras y emprendedores en general, pero mucho más de quienes trabajan desde el pueblo. En todas las capitales de provincia encontramos centros de incubación de empresas, espacios de coworking o eventos en los que personas con perfil emprendedor se reúnen para intercambiar ideas, experiencias y poner en común sus proyectos. Pues bien, nada de eso existe en la inmensa mayoría de los pueblos. Y no te engañes: por muchas videollamadas que hagas no es lo mismo. Sin ir más lejos, cada vez que pasa el panadero y me trae el pan los jueves para mí es un momento de felicidad por poder hablar con otro humano cara a cara.

Por muy independiente y solitario que creas que eres, yo mismo me considero así, todos necesitamos contacto creativo, estar trabajando con alguien cerca que te proporcione ideas o a quien le puedas echar una mano cuando se atasca en algo, aunque vuestros proyectos no tengan nada que ver. Así que la primera clave, si lo que quieres es desarrollar un proyecto de emprendimiento en tue nuevo pueblo te recomiendo que busques uno en el que exista ese ambiente. En el que haya personas sacando adelante proyectos, compartiendo ideas y generando nuevas posibilidades tanto para ellos como para los nuevos que puedan ir llegando. No hay muchos pueblos así, eso tenlo en cuenta, pero si en la zona que elijas hay uno será fácil que lo descubras porque sale cada dos por tres en las noticias, porque parece que ahí viven 10 veces más personas de las que viven en realidad. Busca comunidad. Y si es comunidad emprendedora, mucho mejor. Me pongo a tu disposición para sugerirte unos cuantos lugares que encajan con ese perfil. Y hasta aquí la primera clave para elegir pueblo.

Vamos a ir con la segunda clave para elegir pueblo, pero antes te confieso que, aunque tenía todo el pódcast de hoy en la cabeza y solamente me faltaba ordenar algunas ideas, he estado documentándome un poco. Sabes que AlmaNatura patrocina este pódcast desde el pasado mes de septiembre. AlmaNatura tiene un proyecto, del que hemos hablado aquí en muchas ocasiones, que se llama HolaPueblo. Recientemente terminó la segunda edición de HolaPueblo que, para quien no lo sepa, ayuda a los pueblos participantes en el programa a ser atractivos para familias de emprendedores y a emprendedores a adaptar y trasladar su proyecto a un pueblo que reúna las características necesarias para el éxito de su proyecto vital y profesional. Pues bien, os voy a contar algunas de las cosas que HolaPueblo pide a los lugares que quieren participar en el proyecto:

– Debe haber oferta de vivienda a precios asequibles para venta o alquiler y en las que se pueda entrar a vivir.

– Debe haber una buena conexión a Internet.

– Debe estar a máximo, una hora, de un núcleo de población de 3000 habitantes.

– Debe disponer de atención médica y farmacia en el propio municipio o a un máximo de 20 kilómetros de distancia.

– La misma distancia, 20 kilómetros, a la que debe estar el centro educativo como máximo.

Hay más criterios pero, para nosotros como emprendedores, estos serían los fundamentales. Ahora entraremos a fondo en algunos de ellos pero por propia experiencia y desde la perspectiva de quien monta negocios os voy a dar unas cuantas claves más acerca de estos puntos y de otros más.

Ahora sí, segunda clave para elegir pueblo.

El ayuntamiento del pueblo que elijas debe tener plena disposición a apoyar proyectos. Y a lo mejor piensas que los ayuntamientos se dan de tortas por las personas que van con un proyecto al territorio pero… Lamento decirte que no. Hay sitios en los que, por lo que sea, eso no es así. No es objeto del pódcast regodearnos en los motivos así que te voy a dar unos cuantos tips para distinguir un pueblo que apoya. En el primer capítulo de esta segunda temporada de ‘Emprender en el pueblo By AlmaNatura’ conocimos dos ejemplos. El capítulo se titula “Pueblos en los que empezar una nueva vida” y ahí hablamos acerca de Tragacete en Cuenca y Griegos en Teruel, dos pueblos lejos de todo pero cuyos equipos de gobierno se han puesto las pilas y están consiguiendo recuperar población.

Pero os voy a dar dos fórmulas más para tener nombres concretos de pueblos que quieren hacer algo importante con su futuro. Recientemente han sido publicados los nombres de los pueblos que van a recibir una importante subvención para desarrollar sus planes de acción local de la agenda urbana española. ¿Quiere decir esto que les sobra el dinero? No, quiere decir que quieren crecer, de algunos conozco el caso concreto y en la página 3 del enlace que os indicaba en la descripción y en el post de la web tenéis los nombres de estos pueblos de menos de 5000 habitantes. Se trata de 16 pueblos ubicados en las provincias de Burgos, Asturias, Guadalajara, Huesca, Teruel, Lugo, Córdoba, Almería, Cáceres, Toledo, Las Palmas, Salamanca y Valladolid. ¿Hay más pueblos? Hay muchos más, pero los de la lista lo están haciendo realmente bien.

https://cdn.fomento.gob.es/portal-web-drupal/sede_electronica/subvenciones_prtr/resolucion-provisional-proyectos-piloto-aue-definitiva.pdf

Otro listado mucho mayor de pueblos dispuestos a recibir población y facilitar las cosas a los emprendedores son los 70 pueblos participantes en HolaPueblo, puesto que reúnen muchos de los requisitos que mencionaba antes y muchos de los que os voy a contar a continuación. También os dejo el enlace en la descripción y en el post de la web. https://www.holapueblo.com/pueblos/

¿Por qué es importante ir a un pueblo donde quieran recibir nuevos habitantes y que sean emprendedores? Pues porque te van a ayudar a encontrar vivienda, te van a facilitar todo lo posible los trámites para tu negocio, seguramente tendrán una bolsa de tierras disponibles por si tu proyecto tiene que ver con el sector primario y porque, cuando el compromiso por desarrollarse es grande, sabes que son pueblos que tienen posibilidades de ir hacia arriba, que es algo que a ti también te interesa.

Tercera clave para elegir pueblo:

Entramos en terreno algo pantanoso pero pienso que si hago un capítulo sobre las claves para elegir pueblo tengo que ser honesto y contarlo todo. Os recomiendo elegir un pueblo con un medioambiente saludable. Quien nunca haya tenido relación con el medio rural pensará que todo el monte es orégano, que siempre se respira aire puro, que el agua es cristalina y que cualquier cosa es más sana que una gran ciudad. En lo último estamos de acuerdo, pero presta atención a las condiciones ambientales del lugar.

Desgraciadamente la despoblación ha hecho que también en el medio rural haya desmanes ambientales. No los voy a enumerar porque no los conozco todos y sería injusto con los que sí conozco pero hay varias cosas a tener en cuenta, sobre todo con los tiempos que vienen. Existen pueblos con serios problemas de abastecimiento de agua. Bien porque se han secado los manantiales, bien por sobre explotación de los recursos o bien porque se han contaminado las fuentes debido a actividades industriales y eso, amigos, no se recupera. Antes de dar el paso definitivo hazte una búsqueda en Internet acerca de las últimas noticias del pueblo. Si tienen problemas de abastecimiento de agua debido a la contaminación, si el aire es irrespirable por las actividades industriales, si se han producido vertidos en el entorno de manera incontrolada… Reflexiona sobre si es ahí donde quieres vivir.

Igual que es muy fácil perder libertades y muy difícil recuperarlas; es muy fácil degradar un entorno y muy difícil recuperarlo. Ten esto en cuenta antes de dar el gran paso, para no tener que arrepentirte.

Cuarta clave para elegir pueblo:

Tal vez te parezca de perogrullo pero a veces las cosas no son tan evidentes como nos gustaría. Vas a necesitar Internet para trabajar o para tus ratos de ocio. Hay un mínimo porcentaje de personas que ni tienen Internet ni quieren, pero es una herramienta imprescindible para el desarrollo de un proyecto, por alejado de la tecnología que te pueda parecer. Muchos pueblos dicen que tienen Internet pero, ¿esa conexión es de suficiente calidad para lo que tú quieres hacer? Ten cuidado. El Internet por satélite sirve para enviar whatsapp, emails y para un uso sencillo del día a día. Tal vez puedas cobrar con tarjeta si tienes un pequeño negocio o gestionar las reservas de tu alojamiento, pero poco más. Ten en cuenta que cuando llegue el frío y crudo invierno la conexión empeorará e incluso desaparecerá.

Si en cambio vas a hacer un uso más intensivo de la conexión porque te dedicas al marketing digital, por ejemplo y quieres enviar vídeos o grandes paquetes de datos pon mucha atención. Con menos de 20 megas de conexión tu vida será un poco más difícil.

Vamos a poner otro ejemplo. La compañía te garantiza 30 Megas asimétricos y cumplen con los megas de bajada pero cuando tú quieres enviar algo se quedan en 5 o 6 y además no son estables. Te puedes encontrar que sí tienes esa conexión pero va y viene. Resulta que tienes que tener una reunión por vídeollamada y la calidad es mala, simplemente porque ese día hace viento. Por no enrollarme con este asunto, si tienes posibilidad, elige un pueblo en el que la fibra sea un cable que va por el suelo. Pagarás lo mismo y el servicio soportará casi cualquier cosa que quieras hacer, incluso si te dedicas profesionalmente a la informática.

Quinta clave para elegir pueblo:

Eres joven, nunca enfermas, no tienes hijos, compras por Internet… OJO. En invierno hace frío, todos nos ponemos malos alguna vez, te pueden traer unas zapatillas por Internet pero es más difícil y caro que te traigan media docena de huevos… Presta mucha atención a los servicios que tendrás cerca del pueblo. Y además de a la distancia a la que se encuentran, a su solidez, no sea que llegues al lugar y al poco se pierda el servicio. En ese sentido es fundamental que tengas un centro de salud operativo a diario a menos de 20 kilómetros, es una mierda conducir mucho rato con 39 de fiebre, además de peligroso. Que la tienda que tengas cerca disponga de productos suficientes o haya un servicio ambulante que pase con regularidad y los productos que necesitas. Si eso hace falta en el pueblo y no existe… Puede que tengas negocio ahí, hablando de todo un poco. Pero si no quieres montarte una tienda de alimentación, es interesante que la tengas a esa distancia clave de 20 kilómetros (o media hora de camino).

Lo mismo sucede con la farmacia o con las especialidades médicas. La farmacia, de uso más común, no debería estar a más de media hora; deberías tener acceso a especialidades médicas y urgencias a menos de 1 hora u hora y media (cuanto más cerca mejor, claro).

En cuanto al colegio lo mismo si tienes hijos o piensas tenerlos. Que este sea de calidad, que no esté masificado, que tenga un transporte escolar en condiciones y unos servicios decentes. Y si ya tienes hijos piensa también en el instituto de Secundaria. Está muy bien vivir en un sitio paradisíaco pero si tienen más de una hora de autobús de ida y otro tanto de vuelta, ya desde los 12 años, es posible que su vida no sea tan cómoda como os gustaría a todos. Por eso el disponer de una cabecera comarcal a menos de una hora de camino para mí, es imprescindible. A lo mejor para ti no, pero lo tienes que valorar.

Sexta clave para elegir pueblo:

Respeta y respétate. Por qué lo digo. Muchas veces los recién llegados pueden llegar a pensar que los que se fueron de ahí no querían estar en su pueblo, que se fueron porque había un componente de autoestima que les hacía pensar que la ciudad era mejor… Y aunque puede haber una parte de verdad en eso la realidad mayoritaria es que la gente se iba porque las cosas eran mucho más difíciles que ahora y ni colegio, ni instituto, ni trabajo, ni tiendas ni médicos ni Internet ni nada parecido. Hay personas como Juanjo Manzano, de AlmaNatura, que sostienen que todos los pueblos pueden tener futuro. Lo dijo aquí en el séptimo capítulo de la temporada que titulé “Cómo adaptar una idea de negocio para tener éxito en el medio rural”.

Vengo aquí a ejercer de Grinch. Muchos pueblos que se quedaron vacíos quedaron así porque eran inhabitables entonces y poco habitables ahora, así que para mí, insisto, para mí, que ya sabéis que hay voces mucho más autorizadas que la mía que opinan lo contrario, no todos los pueblos son magníficos para vivir. ¿Qué hace magnífico para vivir a un pueblo además de las cinco claves anteriores? Una que sobresale por encima de todas y que me sirve para cerrar el círculo: la comunidad. Siempre va a haber cosas entre vecinos, la vida no empezó con nuestra llegada, pero es fundamental para que un pueblo sea habitable la comunidad. ¿De qué manera? Una comunidad que organice actividades de ocio, fundamental para una vida plena; con la que poder consensuar las mejoras en el pueblo; que sirva para acoger y guiar a los nuevos habitantes que puedan ir llegando al pueblo; que den voces cuando haya una vivienda disponible en venta o alquiler; que ayuden a consolidar los posibles negocios que se vayan asentando en la zona. Hace unos días estuve con unos amigos que se han ido a vivir al sur de Francia y me contaban que al vivir toda la población diseminada eran fundamentales las redes de apoyo a la hora de moverse por el valle. Unos vecinos que acercan a otros en coche, padres que recogen a los compañeros de sus hijos, hijos que preguntan a un vecino si les acerca a tal o cual sitio… En definitiva, una gran comunidad cuyos componentes se facilitan la vida entre sí. Por poner otro ejemplo reciente, por si te lo perdiste, en el undécimo capítulo de esta temporada os hablamos de manera indirecta de la importancia del apoyo mutuo y de las comunidades al hablar de “Vivir y emprender en un parque natural”, que dedicamos a Santiago Pontones, en Jaén.

Y para ti, ¿cuáles son las claves a la hora de elegir un nuevo lugar en el que vivir? ¿Añadirías o quitarías alguna de las que he comentado? Puedes dejar tus comentarios en el pódcast, en las redes sociales de ‘Emprender en el pueblo’ o en el correo electrónico de hola@emprenderenelpueblo.com. Cada lunes, a partir de las ocho de la tarde, una nueva edición de emprender en el pueblo By AlmaNatura.

Deja un comentario